Platos preparados

Arranque prometedor

Por Lic. Elizabeth Kleiman - Dirección de promoción de la calidad

Comidas manufacturadas industrialmente. En julio se realizó la primera reunión nacional de empresas elaboradoras de platos preparados. Ya se fijaron objetivos, tareas a realizar y gestiones a encarar para que este naciente sector protagonice el crecimiento que le auguran las excelentes perspectivas de mercado.

Se observa en el mundo una fuerte tendencia a consumir alimentos con alto valor agregado y listos para ser consumidos, que en su mayoría se comercializan congelados. En nuestro país el consumo per capita apenas supera el kilogramo, pero en EEUU. y la UE -los mayores demandantes de este tipo de productos-. puede llegar a los 30 Kg/hab/año. EE. UU importa anualmente alimentos congelados por más de 2000 millones de dólares, y Argentina comercializa al exterior alrededor de 80 millones de dólares a unos 30 destinos, principalmente Brasil, EE. UU. y Chile.
Son datos que ilustran claramente el alto potencial de desarrollo de estos productos, que requieren materias primas de calidad y mucha mano de obra calificada.
Numerosas consultas efectuadas a la Dirección Nacional de Alimentos por empresas de distintos puntos del país que ya elaboran platos listos para el consumo inspiraron la formación de la Comisión de Comidas Manufacturadas Industrialmente. Su primera tarea es definir este tipo de productos dentro del Código Alimentario Argentino, avanzar en las definiciones en el nomenclador arancelario y establecer así mayores oportunidades para las Pymes que deseen encarar estos procesos productivos.
En lo que resulta un hecho fundacional para esta incipiente rama de la industria agroalimentaria, en el mes de julio se llevó a cabo en la sede de la SAGPyA el primer encuentro del grupo. Participaron del mismo 8 firmas de diferentes regiones del país que elaboran comidas listas para el consumo bajo distintos procesos de conservación.
Las dificultades que se enfrentan son complejas porque incluyen registros de productos, necesidades de promoción e información sobre mercados, entre otros ejes, pero como las perspectivas –tanto locales como internacionales- son muy prometedoras, todos los integrantes del grupo comparten un gran entusiasmo. La Comisión es coordinada por la Dirección Nacional de Alimentos y tiene por objeto promover la interacción entre el sector industrial de platos preparados y el sector público a fin de contribuir al posicionamiento de esta “nueva” industria alimentaria.
Se prevé también trabajar sobre la promoción interna y externa a través de la presencia en ferias, así como instrumentar asistencia técnica para la elaboración de nuevos platos, y brindar apoyo en la tramitación vinculada con la producción y la comercialización.
Para esta primera etapa, se decidió encarar:
La inclusión de estos productos en el Código Alimentario Argentino – CAA.
La incorporación al Nomenclador Arancelario de posiciones acordes con las características de éstas comidas.
La actualización del CLANAE (Clasificador Nacional de Actividades Económicas).
Mayor información:
www.alimentosargentinos.gov.ar
Equipo técnico:
Lic. Elizabeth Kleiman, Ing. Alim. Margarita Moya, Lic. María José Cavallera
e-mail:
cocinafab@minagri.gob.ar
Tel:
011-4349-2236 / 2026

“Desarrollar estos productos es un desafío…”
Nacida en 1985, convertida en 1999 en una Industria Manufacturera de Alimentos, y habiendo inaugurado en 2006 instalaciones específicas, la empresa “Nutrición Profesional”, ubicada en Córdoba, acumula una importante experiencia en este rubro, por lo que el testimonio de sus directivos resulta muy ilustrativo. Son atentos observadores del mercado consumidor y por eso han lanzado productos Gourmet que incluyen, entre otros, platos tales como cabrito laqueado en arrope y miel con puré de batatas, goulash con arroz y arvejas, cerdo agridulce con ananá y arroz Pilaf, y chow fan.
A continuación, una síntesis de lo expresado por Eduardo Alcides Bossio y Mónica Gudiño de Bossio, titulares de la firma.
“Actualmente las personas cuentan con poco tiempo para preparar su comida, así que requieren soluciones prácticas y rápidas. Además se interesan por una dieta sana, libre de conservante y aditivos, y que a su vez sea apetitosa y nutritiva. Por otra parte, los hogares tienen cada vez menos integrantes y muchas personas viven solas, con lo cual crece la tendencia a comprar comidas preparadas”.
“Desarrollar estos productos es un desafío muy interesante y nos dio la posibilidad de expresar el potencial de la empresa para ofrecer comidas muy apetitosas, sanas y que aporten nutrientes en proporciones equilibradas. Son platos que surgen de un trabajo en equipo de los Cheffs y profesionales en Nutrición de la empresa. Por otro lado los alimentos listos para consumir incorporan al producto el máximo valor agregado, ya que el consumidor sólo debe calentarlos”.
“Todos estos productos están envasados al vacío, congelados con proceso criogénico y presentados en porciones individuales de 420 gramos aproximadamente, lo que constituye un plato abundante. Hemos desarrollado un envase que no sólo cuide la presentación, sino además la conservación en la góndola. Por eso empleamos materiales de primera calidad y colocamos el producto en bolsas al vacío, caja de cartón y por encima de ella un film termocontraíble”.
“Actualmente ocupamos más de 280 personas entre profesionales y operarios calificados. Debido a que la empresa tiene implementados sistemas de calidad para la gestión como ISO 9001:2000, y sistemas que garantizan la inocuidad como BPM – IRAM 14102, la capacitación del personal es permanente y programada. Tenemos muy avanzada la implementación de ISO 22.000, y estimamos contar a la brevedad con la auditoría de certificación. Esto es imprescindible para poder entrar con nuestros productos a la Unión Europea o los Estados Unidos”.
“Contamos con una “central de cocción inteligente” que nos permite programar la cocción de los alimentos controlando las variables: temperatura, humedad y tiempo de forma muy precisa, dándole a cada producto las condiciones óptimas y evitando sobrecalentamientos que provocan pérdida de calidad nutritiva y sensorial”.
“Hemos desarrollado además lo que se denomina productos de Quinta Gama como el Sous Vide, en donde los productos son cocinados al vacío, en su envase primario, lo que evita la manipulación, el riesgo de contaminación posterior a la cocción, y la pérdida de nutrientes”.
“En otro de nuestros procesos los alimentos son inmediatamente enfriados luego de la cocción para llegar en menos de 30 minutos a 4ºC en el centro del producto. Posteriormente se envasan al vacío, obteniendo así un plato que con refrigeración tiene una vida útil de tres semanas”.
“Otra posibilidad es congelar el alimento una vez envasado al vacío, mediante un proceso que emplea nitrógeno líquido, llegando en menos de dos horas a -18º C en el centro del producto. Con este congelamiento criogénico los cristales de hielo que se forman dentro del alimento son muy pequeños y por consiguiente los cambios en las características, tanto nutricionales como organolépticas, resultan mínimas”.
“Todo esto nos permite combinar métodos de conservación que actúan en forma sinérgica y complementaria, con lo cual podemos prescindir del uso de conservantes y algunos aditivos”.
“La aceptación del público es excelente, y hemos encontrado mucho interés de los empresarios en las ferias donde participamos. En el SIAL MERCOSUR de agosto pasado empresarios de Brasil y Chile se mostraron muy interesados en nuestros productos. Lo mismo ha ocurrido con nuestras participaciones en las Misiones Comerciales de la Cancillería Argentina a España, llevadas a cabo en el mes de Mayo y más recientemente en Suecia y Dinamarca”.
“Nos satisface mucho Incorporar a nuestros alimentos el máximo de valor posible, ya que a la materia prima, -sea carne o vegetales-, la seleccionamos, procesamos, cocinamos, envasamos etc. Todo el desarrollo es local, incluyendo el envase y la gráfica, por lo que estamos exportando un trabajo enteramente argentino”.

Ajo

Por Ing. Agr. Ivana Colamarino. Dirección de la Promoción de la Calidad Alimentaria


Alimentos y bebidas: lo que vendemos al mundo

Por Lic. Alejandra Rocco - Dirección de Industria Alimentaria

Balance comercial por bloques económicos


Nutritiva, saludable, "casi perfecta"

Por Ing. Agr. Hector Martí - INTA San Pedro

Mejoramiento genético de la batata


Harinas enriquecidas, solicitudes y excepciones

Por Lic. Qca. Susana Fattori, Lic. Qca. Adriana Gardini - Instituto Nacional de Alimentos


Volver al buscador