Argentina – China. Compartiendo caminos.

Por Dr. Omar E. Odarda Agregado Agrícola en la Embajada Argentina en la R. P. China

La visita del Ministro Julián Domínguez a la República Popular China, en diciembre pasado, cerró un año en el que se alcanzaron importantes logros en materia agrícola con China. En el aspecto político, se avanzó en la construcción de la alianza estratégica entre los dos países. En el aspecto comercial, se incorporaron nuevos productos a la oferta exportable nacional - carne vacuna y cebada cervecera- en un esfuerzo por diversificar nuestro comercio actual, aún altamente concentrado en los porotos y aceite de soja. Informe y perspectivas.

El Ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca Julián A. Domínguez concluyó exitosamente el 2 de diciembre de 2010 su segunda visita a la República Popular China, luego de la que realizara en el mes de julio junto a la Presidenta de la Nación, Dra. Cristina Fernández de Kirchner.
En este nuevo viaje, el Ministro Domínguez fue acompañado por una comitiva de unas 50 personas que se constituyó en la delegación argentina del sector agrícola más importante que haya visitado este país, lo que da cuenta de la relevancia asignada por su gestión a la profundización de las relaciones binacionales en el área. La delegación estuvo integrada por autoridades del Ministerio de Agricultura, Ganadería y Pesca (MAGyP) y sus organismos descentralizados (ONCCA, INTA y SENASA), altos funcionarios nacionales de otras áreas y numerosos empresarios representativos de los sectores productores de carnes, cereales, lácteos y maquinarias agrícolas, entre otros.
El presente informe repasa cinco aspectos del ancho camino que se va construyendo para transitar y profundizar el proceso de colaboración encarado por ambos países. En primer lugar las acciones emprendidas durante 2010; en segundo término, información sobre el desempeño de los productos del complejo sojero en dicho año; en tercer lugar, la situación de una selección de productos de interés argentino en el mercado chino que tienen potencial para diversificar la oferta exportable argentina (carne vacuna, cebada, carne aviar, vinos, productos lácteos, alimentos para mascotas, piensos animales). En cuarto lugar, presentamos los productos prioritarios en la agenda sanitaria de 2011 (maíz, semen y embriones bovinos, frutas y piensos de origen vegetal) y por último, se describen los próximos desafíos para generar nuevas oportunidades de negocios en la relación bilateral.
1. Construyendo una alianza estratégica
China es el segundo socio comercial de Argentina en importaciones y exportaciones, y también es el primer destino de las exportaciones agrícolas argentinas al mundo. Gracias fundamentalmente a sus exportaciones de productos del complejo sojero, nuestro país es el tercer proveedor de alimentos de China.
Estos datos dan cuenta de la importancia que cada país tiene para el otro, lo cual se vio reflejado en la “asociación estratégica” que la Presidenta Fernández de Kirchner relanzó durante su visita oficial a China. No sólo existe un campo muy grande de cooperación entre ambos países en el área agrícola, en pos de la consecución de sus respectivos objetivos productivos, sino que Argentina con sus saldos exportables, condición sanitaria y calidad de sus productos, puede responder de manera estable a la creciente demanda china de productos agroalimentarios.
El viaje presidencial del mes de julio también sirvió de marco para las acciones desarrolladas desde el MAGyP y sus organismos descentralizados con el objetivo de lograr avances en la agenda agrícola con la segunda economía del mundo y primer país en cantidad de población.
Durante el año 2010 se sucedieron las reuniones técnicas entre el Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria (SENASA) y la Administración General de Supervisión de Calidad, Inspección y Cuarentena de China (AQSIQ). Por su parte, el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) firmó acuerdos de cooperación técnica con la Academia de Ciencias Agrícolas y la Academia de la Administración Estatal de Granos, consolidando relaciones cimentadas en los últimos años.
Desde un punto de vista político, las visitas recíprocas que realizaron los Ministros de Agricultura de ambos países a la Argentina y China, respectivamente, marcaron un hito en las relaciones bilaterales. En la primera quincena de noviembre se recibió al Ministro de Agricultura de China, Sr. HAN Changfu, para copresidir junto al Ministro Domínguez la 1ª Reunión del Comité Mixto de Cooperación Agrícola China-Argentina. En esta primera visita de un ministro chino de agricultura a nuestro país se acordaron una serie de acciones para avanzar en la cooperación en materia de biotecnología, investigación y extensión tecnológica, siembra directa, ganadería (genética bovina y cuestiones veterinarias), pesca, comercio e inversiones, asó como participación en foros internacionales. Cabe destacar la recepción brindada por la comunidad empresarial argentina a la delegación china en la Bolsa de Comercio de Rosario, que demuestra el interés privado en el fortalecimiento de los vínculos bilaterales con China.
Seguidamente, el Ministro Domínguez viajó a China para firmar con su par del AQSIQ, el Sr. ZHI Shuping, los protocolos sanitarios para la apertura del mercado chino a la exportación de carne vacuna y cebada argentinos, y renovar un acuerdo existente para el comercio de lácteos de consumo humano. Durante la visita también se avanzó en las negociaciones para la futura apertura del mercado chino para la genética bovina (semen y embriones), maíz, caballos en pie, limones, entre otros productos.
En su reunión con el Ministro de la Administración Estatal de Granos (AEG), Sr. NIE Zhebang, se acordó iniciar las negociaciones de un Memorando de Cooperación en temas relacionados con el almacenamiento, calidad y comercio de granos, con la intención de firmarlo en un próximo encuentro. De esta forma, el MAGyP habrá establecido relaciones interinstitucionales mediante acuerdos de cooperación con los cuatro organismos chinos que tienen competencia en materia agrícola: el MOA (febrero de 2009), el AQSIQ (octubre de 2006), la Administración Forestal Estatal (noviembre 2008) y la AEG.
2. Los productos del complejo sojero en 2010
Las exportaciones argentinas a China se encuentran altamente concentradas en porotos y aceite de soja crudo, y los ingresos considerables provenientes de las mismas logran equilibrar en cierta medida la balanza comercial bilateral. Según datos de la Aduana de China, entre enero y noviembre de 2010, las importaciones totales chinas desde Argentina llegaron a US$ 6.364 millones, un 55% más que en el año anterior, de las cuales el 76,5% correspondieron a los rubros porotos y aceite crudo de soja. En el año 2009, ambos representaron el 71% del total importado desde Argentina. Porcentajes similares se vienen registrando en los últimos años.
Sin embargo, en 2010 los dos productos tuvieron un comportamiento dispar: mientras las importaciones chinas de porotos de soja de Argentina alcanzaron los 10,74 millones de toneladas en los 11 primeros meses del año por valor de US$ 4.740 millones, las de aceite de soja apenas llegaron a unas 154.400 toneladas, volumen significativamente inferior a las 1,84 millones de toneladas (US$1400 millones) de 2009. Esta gran caída se debió a la suspensión de las compras por parte de China de aceite de soja argentino durante siete meses, las cuales se habrían reanudado paulatinamente a partir del mes de octubre.

Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Aduana de China.
3. Diversificando la oferta exportable argentina
Sin desconocer la importancia de los dos productos anteriores del complejo sojero, es necesario destacar que en los últimos años se ha venido ganando el acceso al mercado chino para una gran variedad de otros productos agrícolas argentinos. Si bien las cantidades totales adquiridas por el país asiático son aún bastante menores, el mercado chino se torna cada vez más atractivo, debido al fuerte crecimiento que registra año a año. Se señala a continuación la situación de algunos de ellos, con particular referencia a nuestro país en tanto que proveedor.
Carne vacuna
El Protocolo Sanitario firmado el 30 de noviembre pasado reabrió el mercado chino para la carne vacuna de origen argentino, luego del último brote de Fiebre Aftosa registrado en nuestro país en 2006. Aunque comparado con otros mercados tradicionales de Argentina el volumen importado por China no es significativo por el momento, las compras chinas están creciendo año a año a tasas muy elevadas, impulsadas por un sector gastronómico y hotelero de alto nivel que se expande rápidamente y que demanda cortes de alta calidad y ciertas menudencias, consideradas como productos gourmets por el consumidor chino.
Entre enero y noviembre de 2010 ingresaron 30.650 toneladas por un valor de US$ 95 millones, lo cual significó un incremento del 332% respecto al volumen importado en 2008. Unos pocos países se reparten actualmente el negocio (Brasil, Uruguay, Australia y Nueva Zelanda), mientras que otros están pugnando por ingresar: Argentina y Canadá lo acaban de lograr y Estados Unidos está tratando de concluir su negociación. Resultará fundamental promocionar la marca “carne argentina” para hacerse de un lugar en un mercado que será cada vez más competitivo.

Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Aduana de China.

Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Aduana de China.
Cebada
Después de 5 años se logró concluir la negociación del Protocolo Fitosanitario para el acceso de la cebada (cervecera y forrajera) de origen argentino en China. Las importaciones chinas de cebada se destinan principalmente a satisfacer la demanda de la industria cervecera, que crece a un ritmo incesante año a año. En 2002 China se convirtió en el mayor productor de cerveza del mundo y en 2010 su producción alcanzó los 42,4 millones de toneladas. El consumo de cerveza per capita anual ronda los 30 litros, lo cual aún está muy lejos de los 120 litros de Alemania. La capacidad de hacer frente al incremento de la demanda mediante producción propia se ve limitada, ya que compite con otros granos esenciales para la “seguridad alimentaria” del país; por lo tanto, se espera que las importaciones tengan un crecimiento importante en los próximos años (de hecho, en estos momentos ya satisfacen el 40% de las necesidades chinas).
De enero a noviembre de 2010 China importó 2,3 millones de toneladas de cebada por valor de US$ 519 millones, lo cual superó en un 32% el volumen importado durante todo el 2009. Australia lidera el mercado con una participación del 54%, seguida por Canadá y Francia con 21% y 19%, respectivamente. Argentina se posicionará de ahora en adelante como un proveedor alternativo a Australia desde el hemisferio sur, lo cual reducirá el riesgo de China de verse perjudicada por malas cosechas en dicho país.

Unidad: en miles de toneladas. Fuente: elaboración propia en base a información publicada por el Consejo de Estado de la República Popular de China y Beijing Zhiyan Kexin.



Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Aduana de China.
Carne aviar
Entre enero y noviembre de 2010 China importó 123.130 toneladas de carne aviar desde nuestro país por un valor de US$ 214,97 millones, prácticamente el doble de las compras del año anterior. Aunque las garras y alitas de pollo, productos considerados gourmets en China, lideraron las ventas argentinas, es destacable el gran incremento de los cortes de pollo con hueso, que alcanzaron las 10.000 toneladas por un valor cercano a los US$ 10 millones. Argentina se posicionó segunda detrás de Brasil y por delante de Estados Unidos. Los dos países sudamericanos desplazaron a Estados Unidos, cuyas ventas se desplomaron en 2010, luego que China le impusiera drásticos derechos antidumping y compensatorios por supuesta competencia desleal, lo cual impactó también en el volumen total importado por China.
Esta nueva coyuntura abre una oportunidad importante para que Argentina siga aumentando sus ventas al mercado chino. Se espera que ello se haga posible con la incorporación de nuevas plantas frigoríficas exportadoras, una vez que reciban la auditoría por parte de la autoridad sanitaria de China en el corriente año. El otro desafío que tienen nuestros exportadores es seguir ampliando sus ventas de cortes no tradicionales (con hueso o pollos enteros), además de las clásicas menudencias, para lo cual necesitarán realizar campañas de promoción o ajustar sus productos a la demanda china.

Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Aduana de China.

Fuente: elaboración propia a partir de datos de la Aduana de China.
Vinos
El mercado de vinos en China se encuentra en pleno proceso de expansión, tanto desde la perspectiva de la producción como del consumo, lo cual lo convierte en uno de los más dinámicos del mundo y con un crecimiento anual superior al 10%. China se habría convertido en 2010 en el 7° país más importante en producción de vinos. Al mismo tiempo, sus importaciones crecen a tasas muy elevadas: en los primeros 11 meses de 2010 importó 126,4 millones de litros en botella, lo cual significó un incremento del 58,2% respecto a igual período del año anterior y más de 1.100% en los últimos 5 años; por su parte, las importaciones de vino a granel alcanzaron 119,5 millones de litros, un 61% más que en el año anterior.
Los principales proveedores son Francia, Australia y Chile. Las compras de vino argentino en botella crecieron un 67,7% (2,42 millones de litros) en volumen y del 100% en valor (U$S 8,15 millones); sin embargo, la participación total argentina es aún baja, lo cual significa que con campañas más agresivas de promoción para instalar la marca “vino argentino”, se puede llegar a disputar una porción más importante del mercado chino.

Fuente: elaboración propia en base a información de la Aduana China.
Productos lácteos
En 2010 China importó alrededor de 700.000 toneladas de productos lácteos (entre enero y noviembre), por valor superior a US$, 1.000 millones. De ellos 290.445 toneladas correspondieron a leche en polvo entera, 236.252 a suero lácteo, 79.526 a leche en polvo descremada y 13.623 toneladas a leche líquida. Es de destacar el gran crecimiento de las compras chinas de leche entera en polvo en el último año (+ 66%), en tanto que las de suero lácteo cayeron 18%.
Nueva Zelanda lidera el mercado de leche en polvo y líquida importada; Estados Unidos y Francia se reparten el mercado de suero lácteo. Las compras de leche crecieron significativamente a partir del 2008 cuando se produjo un escándalo por la contaminación de productos lácteos con melamina en China. El episodio hizo caer la confianza en la producción local (que se recupera paulatinamente, gracias a las medidas adoptadass por las autoridades chinas), lo cual benefició a los productos importados (especialmente, fórmulas de leche en polvo maternizadas).
Se espera que la tendencia al alza en las importaciones de productos lácteos continúe, gracias a una demanda interna que no cesa de crecer. Argentina, por su parte, aún no aprovecha todo su potencial en el mercado chino, ya que los volúmenes exportados al país asiático son relativamente bajos (esencialmente, suero lácteo, y leche entera en polvo, unas 4.000 toneladas y 1.000 toneladas, respectivamente). Sin embargo, con un mayor esfuerzo de promoción y fomentando asociaciones entre empresas lácteas de ambos países, se podría llegar a ganar mayor espacio en el mercado.

Fuente: elaboración propia en base a información de la Aduana China.
Alimentos para mascotas
Gracias al incremento del ingreso disponible y a los cambios culturales que se están produciendo en la población urbana de China, en particular en las grandes ciudades, cada vez son más los hogares que poseen una mascota, especialmente perros y gatos. Paralelamente, debido a las campañas de marketing y educación, los consumidores chinos están valorando los beneficios de los alimentos balanceados para sus mascotas. Se trata de un mercado que rondaría los U$S 1.000 millones en 2011 y que crece año a año, lo cual genera fuertes expectativas de crecimiento para las importaciones actuales, que apenas rondan los U$S 10 millones y que muestran también una tendencia hacia el alza.
Gracias a su condición sanitaria de libre de Fiebre Aftosa, BSE y otras enfermedades animales Argentina es uno de los pocos países habilitados para exportar este tipo de alimentos a China. En 2010 fue el segundo proveedor (17% del mercado), detrás de Australia, en la posición arancelaria que se muestra más dinámica para este tipo de productos (“alimentos para perros y gatos, excluyendo los enlatados”), con 930.000 toneladas por valor de US$ 1,5 millones ingresadas entre enero y diciembre. A fines de 2010 quedó plenamente operativo el Protocolo firmado en julio de 2009, que fija las condiciones sanitarias para la exportación a China de productos con ingredientes de origen animal rumiante y no rumiante. Se espera que las cinco plantas elaboradoras argentinas que fueron habilitadas en diciembre pasado puedan en los próximos años registrar sus productos en China y aprovechar al máximo las potencialidades de este nuevo mercado.
Evolución de las importaciones de alimentos para perros y gatos (2309.1090 - Los demás)

Fuente: elaboración propia en base a información de la Aduana China.

Piensos animales
El aumento del poder adquisitivo de la población china y el mejoramiento en la calidad del nivel de vida en los últimos años, se ha visto reflejado en el mayor contenido de proteína vegetal en la dieta. Esta revolución en la alimentación obligó al desarrollo de la producción acuícola, ganadera y de animales de granja (cerdos y pollos). Todo este sector, a su vez, es un fuerte demandante de piensos animales. Por ejemplo, la masiva importación de porotos de soja con el doble propósito de molienda para producción de aceite y harina está estrechamente ligada al crecimiento de producción animal.
Nuestro país es un exportador tradicional de harina y aceite de pescado (12.550 toneladas entre enero y noviembre de 2010, por US$ 17,7 millones) y acaba de ser habilitado por China para exportar harinas de carne, hueso y sangre, y suero lácteo para la alimentación animal, con lo cual se abren nuevos rubros para diversificar nuestras exportaciones.
4. Los productos prioritarios de la agenda sanitaria
Lograr el acceso al mercado chino para un producto puede llevar varios años, debido a una serie de factores: complejidad técnica de los análisis de riesgo y negociaciones; falta de personal suficiente por parte de la autoridad sanitaria china (AQSIQ) para atender a las múltiples solicitudes de acceso que realizan los diferentes países y la gestión de de las importaciones; o desinterés por parte de éstas cuando el producto no es esencial para la seguridad alimentaria del país. Muchas veces la oportunidad de un negocio genera frustraciones entre los interesados al debido a que no pueden concretarlo por la falta de acceso para el producto en cuestión.
El listado de productos bajo negociación para obtener el acceso al mercado chino se extiende constantemente a medida que exportadores argentinos o importadores chinos van manifestando interés comercial. En 2011 el MAGyP y SENASA se concentrarán en una serie de productos que nuestro país considera prioritarios, tales como:
? Maíz. China pasó a ser en 2010 un “importador neto” de maíz, lo cual indica que su producción de 150 millones de toneladas no es suficiente para una demanda interna en aumento, esencialmente motorizada por la producción de cerdos y pollos. Entre enero y noviembre de 2010 China importó 1,56 millones de toneladas, casi exclusivamente desde Estados Unidos, y algunos analistas prevén que en 2011 las adquisiciones chinas alcanzarán los 5 millones de toneladas. Por ser el 2° exportador mundial de este cereal, Argentina puede convertirse en un proveedor alternativo a Estados Unidos desde el hemisferio sur. Nuestro país no tiene acceso al mercado chino, por lo que en estos momentos se están negociando los requisitos sanitarios para lograrlo. Considerando la súbita necesidad de China de importar maíz y el contexto internacional de bajos stocks, se tratará de concluir dicha negociación sanitaria en el curso del corriente año.

? Genética bovina (semen y embriones). China necesita mejorar su rodeo vacuno de 107 millones de cabeza de ganado para lograr una eficiencia productiva que le permita aumentar su producción de lácteos y carne. La crisis por la contaminación de productos lácteos con melamina en 2008 puso en evidencia las falencias del país en materia de producción lechera. Por otra parte, el mercado gastronómico chino requiere carnes de mayor calidad. Ante estas necesidades, el Ministerio de Agricultura de China está promoviendo la adquisición de genética bovina importada de primer nivel: semen, embriones y vacas en pie. Si bien el foco principal está en la genética bovina para producción lechera, también existen oportunidades comerciales para la genética vinculada al ganado de carne. Por el momento, Estados Unidos, Canadá, Australia y Holanda son los principales proveedores de semen y embriones, mientras que Uruguay, Nueva Zelanda y Australia han vendido contingentes de vacas lecheras en pie. Argentina está en estos momentos negociando los protocolos sanitarios para la exportación de semen y embriones bovinos a China y se espera alcanzar un acuerdo en el presente año.
? Frutas. Varios países han logrado acceder al mercado chino de frutas, pero en realidad son muy pocos los que efectivamente pueden exportar en condiciones sanitarias favorables. Por el momento, Argentina está habilitada a exportar cítricos dulces (naranjas, pomelos, mandarinas) en el marco del Protocolo firmado en 2004. Se negocia desde hace años la apertura del mercado para los limones argentinos, pero las discrepancias técnicas todavía subsisten. En materia de peras y manzanas se logró un acuerdo transitorio en julio de 2010 para destrabar una negociación estancada desde hacía varios años. Finalmente, también existe interés en ingresar con otras frutas, tales como arándanos, cerezas y uvas de mesa, aunque el intercambio técnico apenas ha comenzado.
? Piensos animales de origen vegetal. Luego de lograrse avances importantes en materia de piensos animales de origen animal en 2010, los productos de origen vegetal pasarán a ganar espacio en la agenda con el AQSIQ, tales como las pre-mezclas de harinas de soja y maíz, alfalfa y pellets de semillas de algodón, que deberán pasar a su turno los respectivos análisis de riesgo para poder ser incluidos en la oferta exportadora argentina.

5. Los próximos desafíos en la relación bilateral
Los logros del 2010 en el área agrícola marcaron un nuevo hito en las relaciones bilaterales. La nueva etapa que se acaba de iniciar presenta el desafío de continuar diversificando nuestra oferta exportadora a China, para lo cual la construcción de la confianza (entre las instituciones e interlocutores) es fundamental, tanto desde el ámbito político como desde el técnico. En este sentido, se continuarán promoviendo desde el MAGyP los encuentros de autoridades de alto nivel, funcionarios y empresarios de ambas partes.
Por ser Argentina la que demanda el acceso, recaerá fundamentalmente en ella la carga de mantener viva la agenda sanitaria y fitosanitaria para acortar dichos tiempos de negociación. Eso fue lo que se hizo en 2010, a través de las acciones llevadas a cabo durante todo el año desde el MAGyP y el SENASA, lográndose resultados importantes, como la firma de protocolos sanitarios, visitas de inspección e implementación de acuerdos existentes.
La 1ª Reunión del Comité Mixto de Cooperación Agrícola Argentina-China fijó un ambicioso programa de trabajo para 2011. Su puesta en marcha conllevará una serie de acciones destinadas a promover el desarrollo tecnológico argentino en China en el área agrícola y a generar, de esta manera, nuevas oportunidades de negocios en rubros de segunda generación, tales como transferencia de tecnologías de producción (biotecnología, siembra directa), venta de maquinarias, desarrollo de productos veterinarios, inversiones en materia de biocombustibles, entre otros.
La apertura de la Consejería Agrícola en la Embajada Argentina en Pekín en 2004 ha sido clave para el conocimiento del mercado chino y su problemática agrícola, logros en materia de acceso a mercado y fomento de las relaciones con los distintos organismos chinos. Teniendo en cuenta esta experiencia, el MAGyP decidió incrementar su presencia institucional en China, abriendo una Consejería Agrícola en Shanghai, centro comercial y financiero más importante del país, la cual funcionará en el ámbito del Consulado General Argentino en esa ciudad y reforzará las acciones de promoción comercial y asistencia a los exportadores argentinos que utilicen a esa ciudad como plataforma de sus negocios en China.
Por último, es necesario señalar que en el Plan Estratégico Agroalimentario y Agroindustrial Argentino 2010-2016 la identificación de China como un mercado estratégico en los próximos años para nuestro país, es un reconocimiento del nuevo lugar que ocupa esta potencia en el contexto internacional. Además, compromete a las autoridades del MAGyP y sus organismos descentralizados a mantener viva la voluntad política demostrada en el corriente año, movilizando a sus equipos técnicos y al sector privado, en procura del mejor aprovechamiento de las oportunidades que brinda el espectacular desarrollo de la economía china para el sector agroalimentario y agroindustrial argentino.

Discos de masa

Por Ing. Alim. Elizabeth Lezcano - Dirección Nacional de Transformación y Comercialización de Productos Agrícolas y Forestales


Contenido


Producción de banana

Por Ing. Agr. Ivana Colamarino - Secretaría de Agricultura, Ganadería y Pesca

De cáscara gruesa, pulpa carnosa de tono blanco-amarillo con sabor, textura y aroma delicados, la banana –también denominada plátano, aunque no...


La infusión del Cono Sur

Por Prof. Luis A. De Bernardi - Secretaria de Agricultura, Ganadería y Pesca


Volver al buscador