Gestión de la calidad

Formando protagonistas

Por Ing. Zoot. Alejandra Asad

Implementadores de gestión de la calidad

Una reciente resolución de la SAGPyA creó la figura del Implementador de Sistemas de Gestión de la Calidad Agroalimentaria, y el correspondiente Registro Público de Implementadores. La formación de estos especialistas cuenta así con un fuerte respaldo institucional. Se trata de una respuesta creativa a una necesidad cada vez más acuciante del sector agroalimentario: agilizar la puesta a punto de su producción de acuerdo a las exigencias del mercado - destino. Es decir, su gestión competitiva. El rol de estos profesionales y los cursos que se dictan para su desarrollo integral.
En el sector agroalimentario es conocido que la calidad es una exigencia impostergable del mercado. Saber hacer ya no es suficiente. Debe demostrarse a través de la sistematización de los procesos, la estandarización de los productos, y el respeto por las pautas comerciales y las normas vigentes.
El marco normativo es extenso y posee muchas particularidades, dependiendo esto del producto que se elabore y del mercado al que está destinado. Por ejemplo, mientras las Buenas Prácticas de Manufactura son de cumplimiento obligatorio en nuestro país y en casi todo el mundo, las Buenas Practicas Agrícolas son una recomendación, al menos por ahora. Sin embargo, aparecen normas del ámbito privado que se imponen a los productores como requisito: (EUREPGAP, CHILEGAP, BRC, PROSAFE, SQF, entre otras.
Los empresarios se hallan así ante una situación intrincada: deben considerar la legislación nacional general y específica para el producto, más la legislación del país de destino, sumado a los requisitos que imponen los clientes. Entre estos últimos pueden mencionarse el cumplimiento y certificación de sistemas de gestión de calidad tales como las Buenas Prácticas Agrícolas, el HACCP o la trazabilidad.
Si bien se trata de una situación compleja, lo que no se desconoce es que debe ser resuelta para poder seguir en el juego. Y que la solución tiene que ser satisfactoria y definitiva.
Evidentemente para poder salir adelante se requiere de recursos humanos especializados, ya que una pequeña falla en la información o en las acciones puede resultar altamente perjudicial para la empresa. Sus productos pueden ser rechazados, su marca involucrada en una denuncia pública, su rentabilidad afectada por los costos que implica recuperar el buen nombre y resarcir los daños eventuales.
En este sentido, la Subsecretaría de Política Agropecuaria y Alimentos a través de la Dirección Nacional de Alimentos (DNA) mediante la Resolución SAGPyA 61/05, creó a fines de diciembre último, la figura del “Implementador de Sistemas de Gestión de la Calidad Agroalimentaria” y el Registro público de Implementadores.
Para ser parte del mencionado Registro, es condición necesaria y excluyente haber participado en la capacitación brindada por la mencionada Secretaría sobre sistemas de gestión de la calidad agroalimentaria, superar exitosamente el examen correspondiente, y presentar y aprobar un proyecto de implementación en una empresa o establecimiento agroalimentario.

CARACTERISTICAS DE LOS CURSOS
Los Cursos de Formación de Implementadores que actualmente dicta la Secretaría comprenden las siguientes etapas:
1)
Inscripción y admisión
Para esto hay que presentar la ficha de inscripción completa y Curriculum Vitae firmado.
Junto con la ficha de inscripción y el CV, debe adjuntarse una constancia de profesional universitario en carreras agroalimentarias (ciencias agronómicas, zootécnicas, veterinarias y afines en alimentos), de graduado terciario o de perito habilitado, y una carta de compromiso con la empresa que realizará el trabajo de campo, como componente del curso mencionado.
2)
Selección y actividades preliminares
Una vez seleccionados, los postulantes pasarán a la etapa preparatoria del curso, que contempla 30 participantes como máximo. Se les distribuirá vía correo electrónico el material necesario para la realización de las primeras actividades, con el propósito de compartir los conceptos básicos y nivelar los conocimientos del grupo. Para ello se propondrá la lectura de la normativa de referencia y luego la realización de actividades sugeridas.
3)
Curso propiamente dicho (presencial)
El curso tendrá una carga horaria de 24 a 30 horas netas, según el sector agroalimentario de que se trate, y en todos ellos los contenidos generales abarcarán:
Introducción
Módulo de Análisis de la Cadena Agroalimentaria
Módulo de Buenas Prácticas Agrícolas, Pecuarias, de Manufacturas o del sistema de gestión de la calidad que corresponda
Implementación
Plan de acción
Documentación y Registros
Módulo de Comunicación
Durante la etapa presencial, el asistente será evaluado con un examen final escrito a fin de concretar su habilitación para efectuar el Informe Final, cuya base será uno preliminar que debe incluir los siguientes ítems:
Diagrama de flujo del proceso productivo.
Lista de Chequeo.
Resultado del Diagnóstico.
Propuestas de mejora
4)
Proyecto de implementación (a distancia)
Culminada la capacitación teórica del Curso y aprobado el examen escrito, el asistente dispondrá de 90 días corridos (desde la fecha de finalización del curso) para presentar su Informe Final, correspondiente a un proyecto de implementación del Sistema de Gestión de la Calidad Agroalimentaria en la empresa elegida. La Dirección Nacional de Alimentos, designará un referente calificado a fin de colaborar en el seguimiento, asistencia y corrección de cada proyecto.
5)
Aprobación
La aprobación del curso requiere la suma de 80 puntos, distribuidos según:
La aprobación del Informe preliminar
El cumplimiento del 100% de asistencia al curso presencial
La aprobación del examen escrito
La aprobación del informe final
La asignación de puntaje de cada uno de estos ítems se distribuye de la siguiente manera:


Puntaje máximo alcanzable
Puntaje mínimo requerido
Informe preliminar
20
15
Asistencia
15
15
Examen
30
20
Informe final
35
30



INGRESO AL REGISTRO PÚBLICO NACIONAL DE IMPLEMENTADORES
Aprobar el curso implica que el participante ha cumplido con las pautas asignadas relacionadas con su compromiso, su comprensión de los temas teóricos y metodológicos, y su desempeño a la hora de aplicarlos sobre un caso real.
Esto significa que los implementadores serán profesionales que han desarrollado exitosamente las
primeras etapas de un asesoramiento –reconocimiento, diagnóstico y propuestas de mejora-, bajo el monitoreo y las condiciones que la SAGPyA tiene reglamentados.
Lograda la aprobación del curso, el implementador obtendrá la credencial correspondiente (con una validez de dos años) y accederá al Registro Público (ubicado en el sitio web.
www.sgpya.gov.ar/alimentos
), en el cual se publicarán:
El nombre y apellido del implementador
El título profesional, terciario o habilitante
Su Curriculum Vitae
El lugar de residencia
Los datos de contacto
La capacitación recibida y la fecha en que fue cursada
La calificación obtenida
La fecha de aprobación
La fecha de vencimiento de la credencial
Cada implementador tendrá una especialización de acuerdo al sistema de gestión de calidad y la cadena productiva sobre los que se haya capacitado. Por ejemplo:
Buenas Prácticas Agrícolas aplicadas a la fruticultura, a la horticultura
y a los cultivos extensivos
Buenas Prácticas Pecuarias
Buenas Prácticas Apícolas
Buenas Prácticas de Manufactura generales y aplicadas a la elaboración
de conservas y de productos farináceos.
Una vez vencido el plazo de validez, el implementador tiene que realizar una serie de actividades de formación y la puesta en práctica de implementaciones en establecimientos agroalimentarios. Su desempeño es evaluado por un sistema de créditos, siendo necesario sumar un total de 80 (ochenta) puntos para permanecer en el Registro.
Antecedentes en la Formación de Implementadores de la SAGPyA
La formación de implementadores de sistemas de gestión de calidad es una línea de acción que viene desarrollándose desde el año 2002. Surgió como una iniciativa que apuntaba a formar profesionales que pudieran atender la demanda creciente de asesoramiento técnico en el tema. Hasta la fecha, se han dictado 20 cursos en todo el país, con la participación de más de 500 asistentes y un completo staff de docentes especializados en cada tema particular. (*)
La distribución geográfica y de temas es la siguiente:
1 BPA –
Gral. Roca - Río Negro, Agosto 2002
2 BPA –
Gral. Roca - Río Negro, Octubre 2002
3 BPM –
Tucumán, Noviembre 2002
4 BPM –
Mendoza, Junio 2003
5 BPA –
Concordia - Entre Ríos, Diciembre 2003
6 BPA –
Tucumán, Junio 2004
7 BPA, BPP, BPM –
Mar del Plata - Buenos Aires, Julio 2004
8 BPA, BPP –
Pergamino - Buenos Aires, Agosto 2004
9 BPA, BPP –
Mendoza, Octubre 2004
10 BPM –
Buenos Aires, Marzo 2005
11 BPApícolas –
Buenos Aires, Abril 2005
12 BPM Panificados –
Corrientes, Julio 2005
13 BPA, BPP –
La Rioja, Julio 2005
14 BPApícolas –
Santiago del Estero, Agosto 2005
15 BPApícolas –
Santa Fe, Agosto 2005
16 BPApícolas –
Gral. Roca, Río Negro, Septiembre 2005
17 BPM Conservas –
Neuquén, Octubre 2005
18 BPApícolas –
Mendoza, Noviembre 2005
19 BPA –
Bariloche, Río Negro, Noviembre 2005
20 BPApícolas –
Buenos Aires, Diciembre 2005
El Registro cuenta con más de 100 implementadores, y esto posibilita a las empresas interesadas en implementar normas de gestión de la calidad, contar con profesionales reconocidos, capacitados, actualizados y especializados de acuerdo a los criterios vigentes.
(*) BPA: Buenas Prácticas Agrícolas. BPP: Buenas Prácticas Pecuarias. BPM: Buenas Prácticas
de Manufactura

Una alternativa para todos

Por Ing. Jorge Pérez - Productor apícola. Asesor de empresas del sector.


Yerba mate

Por Ing. Agr. Patricia Parra

La yerba mate presenta un elevado índice de consumo doméstico, y genera ingresos por ventas al exterior. Moviliza a los sectores productivo,...


Para tener en cuenta, influenza aviar

Por Dr. Carlos Moruzz - Dirección Nacional de Mercados


Esos nuevos productos viejos

Por Marcelo Alvarez - Investigador en el Instituto Nacional de Antropología y Pensamiento Latinoamericano


Volver al buscador